Qué hacer en El Seibo: Lo esencial en tu plan de viaje

La provincia de El Seibo es uno de los mejores lugares de la República Dominicana para el ecoturismo. Esta zona del país caribeño destaca por su apuesta por la diversidad de ofertas turísticas, lo que la convierte en un destino excelente si buscas vivir nuevas experiencias en esta región caribeña.

Antes de 1992, El Seibo incluía la provincia de Hato Mayor, otro de los lugares turísticos más populares del interior de la República Dominicana. A pesar de ello, sigue siendo una joya turística que visitar, por lo que actualmente hay muchas actividades que hacer en esta magnífica provincia.

¿Por qué merece la pena visitar El Seibo durante tus vacaciones en la República Dominicana?

De hecho, desde mucho antes de su fundación en 1502, esta zona alberga numerosos monumentos históricos y culturales, así como maravillas naturales, por lo que representa una gran oportunidad para introducirte en el modo de vida dominicano y descubrir nuevos tesoros más allá de los más famosos entre los viajeros.

Su nombre completo es Santa Cruz del Seibo, y como podemos ver, es una de las ciudades más antiguas del país, ocupada durante años por los indios taínos. Y es que, por toda esta región, encontraremos numerosos monumentos y estatuas históricas en honor a los acontecimientos posteriores a la colonización española.

Además, como destino turístico para la práctica de deportes extremos, El Seibo es un paraíso para los amantes de actividades como el montañismo, el senderismo y mucho más. Por otra parte, esta provincia ofrece una gran variedad de bellezas naturales, como cascadas, lagunas, balnearios y mucho más.

Por otra parte, el turismo en El Seibo se ha expandido más rápidamente en los últimos años, porque, aunque la ciudad es muy antigua, últimamente los visitantes se sienten más atraídos por esta región.

Asimismo, la ciudad cuenta con muy pocos hoteles en Miches, pero no dejarás de ver múltiples ofertas de alojamiento, lo que también es una gran ventaja si buscas conectar con sus gentes y sus costumbres más auténticas.

Fuente: @alcaldiasantacruzdeelseibo

¿Cuál es la mejor época para visitar El Seibo?

La provincia de El Seibo tiene veranos largos y muy calurosos, pero también nublados. En cuanto a los inviernos, suelen presentar muchos vientos y con cielos mayoritariamente despejados. Las temperaturas oscilan entre un mínimo de 19°C en invierno y un máximo de 33°C en verano.

En este sentido, la mejor época para visitar Santa Cruz de El Seibo es entre finales de noviembre y finales de abril. Es durante estas fechas, cuando el verano es más refrescante, y las actividades acuáticas o deportivas serán mucho más agradables para los viajeros.

Top 8: Las mejores cosas que ver y hacer en El Seibo

Por eso, a continuación, hemos elaborado una lista con los mejores lugares y cosas que hacer en El Seibo para que no te pierdas nada, y puedas organizar tu viaje bien informado. ¡A ver!

  1. Pasa un rato agradable y relajante en la Playa Bahía Esmeralda

La playa de Bahía Esmeralda te enamorará con sus aguas cristalinas en un entorno único y natural. Actualmente, está en la lista de las mejores playas para visitar y disfrutar en este fantástico país caribeño.

Esta playa está de camino a la Montaña Redonda, de la que hablaremos más adelante. Además de dinero, puedes pasar un rato agradable en el restaurante local, disfrutando de un delicioso plato con pescado fresco, mientras contemplas el mar y la costa de Miches.

También te encantará la amabilidad de sus habitantes, que harán todo lo posible para que tu estancia sea lo más agradable y placentera posible. Por último, se ofrecen excursiones a caballo, una actividad que te permitirá disfrutar mucho más del entorno natural de la zona.

Fuente: @playaesmeralda
  1. Descubre la Basílica de la Santa Cruz en El Seibo

Visitar la Basílica de la Santa Cruz es una gran oportunidad si quieres acercarte al estilo arquitectónico del Nuevo Mundo temprano, ya que este complejo religioso se construyó en 1556 en El Seibo. De hecho, es uno de los pocos ejemplares de esta época.

En este sentido, esta basílica de estilo español, con su tejado rojo y sus muros exteriores blancos, ocupa un lugar importante en la historia del periodo de la colonización española. Además, la Basílica fue de hecho el tercer edificio que los españoles erigieron en el Nuevo Mundo.

Como dato curioso, gran parte de la construcción actual es el resultado de una reconstrucción de finales del siglo XIX que se hizo necesaria porque los materiales de construcción utilizados por los españoles no eran adecuados para resistir el clima circundante.

Otro hecho que te motivará mucho más a descubrir esta iglesia es que el principal tesoro de la basílica es una cruz cubierta de joyas con un trozo de madera tomado de la cruz en la que fue crucificado Jesús.

Al donar este trozo de cruz, el Vaticano ha hecho un gran honor a la basílica. Por otra parte, la iglesia exhibe pinturas y lienzos de los siglos XV y XVI, así como diversos objetos de oro y plata.

Algunas piezas del siglo XV están incluso engastadas con diamantes y esmeraldas. Como vemos, este complejo alberga un gran patrimonio histórico y cultural que no puedes perderte.

Fuente: @baquianord
  1. Disfruta de una botella de mabí en la fábrica de mabí

El mabí es una bebida tradicional de El Seibo, que no se elabora fuera de sus fronteras ni en otras partes del Caribe. De hecho, la mayor parte de la producción de mabí es local, por lo que se considera el champán de esta región.

En este sentido, si estás en la ciudad, puedes aprovechar y pasarte por la planta de fabricación de mabí construida en 1883, donde podrás conocer el proceso de producción y comprar una botella de mabí a buen precio.

Como dato curioso, el mabí se obtiene de la fermentación de la corteza o las raíces del behuco indio con zumo de caña de azúcar. Además, se fabrica desde la época de los indios taínos que ocuparon la isla anteriormente.

Fuente: @capturaelseibo
  1. Sumérgete en las costumbres de los habitantes de Miches

Visitar el pueblo de Miches, en El Seibo, es una forma muy agradable de formar parte de las costumbres de sus habitantes. Dirígete a la tradicional ciudad costera y explora sus alrededores, llenos de árboles tropicales y plantaciones agrícolas.

La ciudad está situada al norte de la Cordillera Oriental y al sureste de la Bahía de Samaná. Además, está bordeada por colinas salpicadas de palmeras y otros tipos de árboles, que consiguieron atraer la atención de los primeros habitantes durante sus actividades pesqueras.

La zona está llena de plantaciones agrícolas, debido a que sus tierras son muy fértiles, lo que propició la consolidación de sus habitantes. Miches es un destino con una gran variedad de paisajes naturales para recorrer, tanto en sus zonas montañosas como en sus playas de la costa.

Si estás en la República Dominicana durante el Carnaval o la Semana Santa, no puedes perderte cómo sus calles se llenan de miles de dominicanos deseosos de disfrutar de los concursos y disfraces.

Como puedes ver, Miches es un lugar estupendo para mezclarte con los dominicanos y sumergirte en su cultura, lejos de los lugares más turísticos del este de la región. Además, a 17 km de aquí, puedes aprovechar para visitar la Reserva Científica de las lagunas Redonda y Limón.

Fuente: @capturaelseibo
  1. Aprecia numerosas especies de aves en la Reserva Científica de las Lagunas Redonda y Limón

Si eres un amante de la vida salvaje y te gusta el turismo ecológico, entonces deberías continuar tu visita e ir a la Reserva Científica de las Lagunas Redonda y Limón. Aquí podrás observar una rica variedad de flora y fauna endémicas, que no podrás ver en ningún otro lugar.

La Reserva Científica tiene dos lagunas, que cubren una superficie de 101 km2, con una profundidad media de unos 1,40 m y una máxima de 2 m. El fondo de las lagunas es fangoso, ya que en su orilla hay una zona de manglares que les proporciona materias primas.

Además, este paraje natural alberga numerosas aves, como el zaramagullón, la focha moruna, la garza real, el rey Congo, la espátula y el pato. Además de las aves, allí se refugian otros animales, como las abundantes chovas, y peces como la lubina y la tilapia.

Un dato que quizá te interese saber es que la Laguna Redonda tiene una desembocadura al mar en forma de canal llamada Caño Celedonio y por eso sus aguas son saladas, mientras que las de la Laguna Limón son dulces.

Además, si eres de los que les gusta pasar un día en la playa solo o con poca gente alrededor, puedes ir a Playa Limón, situada entre las dos lagunas, que está bordeada de cocoteros, y por donde pasan muchos jinetes. a lo largo del día

Fuente: @capturaelseibo
  1. Disfruta de cascadas y piscinas naturales en Pedro Sánchez

Pedro Sánchez es una localidad de El Seibo muy conocida por sus parques naturales, situada a sólo 16 km de Santa Cruz del Seibo. De hecho, esta ciudad está bordeada por una parte de la cordillera que rodea el este de la República Dominicana.

Lo más destacado de este parque natural son dos grandes cascadas, varias piscinas naturales para bañarse y una veintena de cuevas. Estas cuevas tienen un significado especial en la historia de la República Dominicana porque en ellas vivían los indios taínos antes de la llegada de los españoles.

La ciudad de Pedro Sánchez se ha volcado por completo en el desarrollo del ecoturismo y la conservación del medio ambiente, por lo que encontrarás muchas ofertas de excursiones que te llevarán a las dos cascadas, Salto Grande y Salto Cucuyo.

En la parte de la sierra llamada "El Grumo", los guías llevan a los visitantes a ver las estalactitas y estalagmitas del interior de las cuevas, muchas de las excursiones también ofrecen una comida típica dominicana y espectáculos culturales con artistas locales en escena. ¡No te pierdas estas actividades enriquecedoras!

Fuente: @capturaelseibo
  1. Come un delicioso postre en Dulcería Tula

También conocida como la confitería de Tula, es una dulcería muy popular en todo El Seibo por su tradicional "dulce de leche", un postre a base de leche. Su propietaria es Juana Chala, que empezó a hacer dulces como fuente de ingresos extra, ya que su marido no ganaba mucho dinero.

Cuando murió su marido, empezó a aumentar su producción y a incrementar su clientela, y sus pasteles se convirtieron en los más populares de todo el este de la República Dominicana, atrayendo a miles y miles de clientes nacionales e internacionales.

Juana Chala sigue trabajando desde su casa, y gente de otras zonas viene a El Seibo a comprar sus ricos manjares y postres. La confitería vende ahora otras variedades de dulce de leche mezclado con anacardos, guayaba o naranja. ¡No olvides hacer una parada en tu local para saborear tu paladar con uno de sus deliciosos postres! ¡Querrás probarlos todos!

Fuente: @aventurajovenrd
  1. Recorre las plantaciones de cacao

Es una visita de medio día, en la que descubrirás el origen del chocolate, cómo se cultiva y todo el proceso de producción. A lo largo del recorrido, visitarás una plantación de cacao para ver de primera mano todo este proceso paso a paso.

Además, aprenderás a distinguir los sabores y aromas de los granos de cacao y se te explicarán las distintas etapas de la producción, desde la recolección del grano hasta la exportación del producto. Se trata de una visita guiada muy interactiva que estamos 100% seguros de que disfrutarás al máximo.

A lo largo del recorrido, los visitantes participan en distintas actividades, como plantar cacao, controlar la humedad de los granos, tostar los granos y degustar chocolate caliente al final del recorrido como recompensa.

Como dato curioso adicional, se trata de una plantación familiar totalmente ecológica. Después de hacer el recorrido, ¡estamos seguros de que nunca volverás a mirar un chocolate de la misma manera siendo protagonista de su elaboración!

Además, podrás disfrutar de un delicioso almuerzo en el que degustarás una comida típica dominicana preparada por mujeres que forman parte de una asociación rural. Durante esta comida, degustarás otros productos locales como vino, mermelada y, por supuesto, chocolate.

Los visitantes que lo deseen pueden prolongar su visita a caballo o a pie, por senderos que serpentean por las montañas circundantes. También puedes ir al río, e incluso pasar la noche en el albergue "La casa familiar". ¡Una experiencia mágica que disfrutarás!

Fuente: @elsenderodelcacao

Palabras finales

El Seibo es una de las provincias más importantes de la República Dominicana y, como podemos ver, es una región con numerosas joyas ocultas que esperan ser descubiertas y vividas al máximo.

Sus plantaciones de cacao, actividades festivas, parques naturales y mucho más hacen de El Seibo un lugar digno de figurar en tu lista de aventuras ecológicas y culturales para emprender en la República Dominicana, ¡no te arrepentirás de vivir estas emocionantes aventuras!

¡Compartir es cuidar!

Artículos relacionados

Mejor Ron En República Dominicana (2023)

He tenido la suerte de visitar la República Dominicana y probar algunos de los mejores ...
Leer más →

Restaurantes dominicanos con el mejor mangú que debes conocer

La gastronomía dominicana está hecha de historia y de platos memorables que acompañan la vida ...
Leer más →

Sancocho Dominicano: Todo lo que debes saber + Receta

Leer más →
Set Sail and Unwind With Punta Cana Yacht Rental - An Ultimate Guide

Navega y relájate con el alquiler de yates en Punta Cana – Guía Definitiva

Punta Cana es un paraíso para los amantes de la playa y el mar – ...
Leer más →